El machismo no entiende de nacionalidades

Lydia González Zapata

Conocí a Yasmeen gracias a Couchsurfing antes de emprender mi viaje a Jordania. Acababa de terminar sus estudios de Sociología en la Universidad de Amán y se dedicaba a su máster en Estudios de Género, ahora ya está inmersa en su doctorado. Habla perfectamente inglés, viaja sola y a sus casi 30 años no se ha casado todavía. Yasmeen dice que después de estudiar la situación de la mujer, tiene todavía menos ganas de casarse. Entre tanto estudio, tiene tiempo para hacer su voluntariado en una ONG que lucha por mejorar la situación de las mujeres en Jordania, más complicada en los ocho años que dura ya la guerra en la vecina Siria.

Fundación Reina Noor. Petra – Jordania

¿Cómo ha influido la guerra en Siria a la mujer en Jordania?

La guerra ha hecho retroceder la situación de la mujer. Muchos jordanos se han casado con sirias porque ellas lo hacen siendo menores de edad, es decir, por debajo de los 18 años, lo que UNICEF define como matrimonio infantil. Sin estudios, sin independencia, una mujer siempre estará en desventaja, el machismo no entiende de nacionalidades.

¿Cuál es el precio del matrimonio en Jordania?

En Jordania, según la ley del Corán, el hombre debe pagar un dinero a la familia de la novia, entre 4000 a 6000 euros. También pone la casa, tiene que proveer todo, la chica solo dice sí, pero ella es la que decide con quién se casa, el chico le pregunta a ella y ésta después se lo comunicará a sus padres. En el caso de Siria, estando en guerra, las familias solo quieren colocar a las hijas para que tengan casa y comida, porque en un campo de refugiados no hay nada de eso. Aprovechando sus desventajas, los jordanos se casan con ellas.

¿Qué dicen las chicas sirias sobre el matrimonio a tan temprana edad?

Nos hemos dado cuenta de que las jóvenes sirias dejan de estudiar y se casan porque ven películas románticas y piensan que la vida es así; sus madres no quieren pero al final los padres deciden, y son ellos los que las casan, especialmente si dejan de estudiar como resultado de una idealización del matrimonio. A veces viven con muchas responsabilidades en su propia familia y prefieren casarse para liberarse un poco.

Jerash (Ciudad Romana) – Jordania

“¿Cómo es que estás viajando sola? Tu familia no debería permitírtelo”

¿Cuáles son las mayores dificultades para una mujer en Jordania?

Es una buena pregunta, depende mucho de la zona en la que vivas. La verdad es que hay mucha diferencia entre Amán Este u Oeste, las zonas urbanas o rurales, pero, básicamente, el hombre siempre tiene el control. La zona más igualitaria es Amán Oeste, aquí las chicas podemos viajar, salir o lo que sea, pero en las zonas rurales, las casan muy pronto. En Aqaba, que es una ciudad muy turística, preguntamos a las chicas por qué no trabajan con el turismo, y ellas nos respondieron que trabajar con el turismo es trabajar con extraños y eso es malo y ellas no van a hacer algo malo.

¿Están los hombres preparados aceptar los derechos de las mujeres?

Este es el problema, que no lo están, y tampoco quieren entender qué estamos pidiendo. Hay grupos de mujeres que no buscan la igualdad solo el intercambio de roles, y la gente piensa que eso es el feminismo, cuando lo que el feminismo busca es la igualdad. Al no querer entender qué estamos pidiendo, todo se complica.

¿Qué leyes habéis logrado cambiar en Jordania?

Una ley decía que en caso de violación, si el agresor se casaba con la chica, se le perdonaba la pena. Para esto, se necesitaba que la chica fuese mayor de edad y que la familia diera el consentimiento. Si no se daban estos supuestos, el agresor iría a la cárcel, pero en la realidad, las familias preferían olvidar el escándalo y que la hija se casara con su violador. Hace dos años conseguimos cambiar esta ley. Una menor de edad fue violada por el hombre que hacía unos trabajos en la casa, el padre rechazó el matrimonio y pidió que se cumpliera la pena con el agresor; la ley dice que si la víctima es menor de edad, el matrimonio no está permitido aunque la familia lo desee y que lo que hay para el agresor es la pena de muerte. No tenemos una ley nueva, por ahora, pero hemos conseguido que el violador no se escape por medio del matrimonio. 

¿En qué otras leyes sobre los derechos de la mujer estáis trabajando?

Estamos cambiando la ley de la nacionalidad, por ejemplo, en Jordania, la mujer no lega su nacionalidad a sus hijos. Otra ley dice que si los hijos tienen que ser operados, se necesita el permiso del padre, la madre no está autorizada para consentir la operación de sus propios hijos. Si éstos son menores y han de viajar, pueden hacerlo solo con el consentimiento del padre, la madre no puede decir nada, incluso aunque estén divorciados. En este caso, si la madre se casa con otro hombre, la custodia pasa al padre directamente pero si el padre se casa con otra mujer, mantiene la custodia de los hijos.

“Siempre se usa la excusa de que el Corán lo dice”

¿Qué dice realmente el Corán sobre todo esto?

Nada de esto está dicho así en el Corán, siempre se usa la excusa de que el Corán lo dice. Nosotras tenemos que estudiarlo en profundidad para decir que no, que eso no se dice. Por ejemplo, la ley que habla sobre la violación. El Corán dice que si la mujer se casa por obligación, el matrimonio no es válido. Si la violación es en grupo o lo hace su padre o su hermano, ¿cómo se va a casar con ellos?

¿Qué tal ve la reina Rania la situación?

Está muy involucrada en todo lo que atañe los derechos de la mujer y Basma, la hermana del rey Abdalah, estableció los estudios de género en Jordania. Gender Studies, es un máster universitario en la Universidad de Amán, el que yo estudié y por el que tantas chicas están abriendo sus mentes y luchando por una Jordania más igualitaria y justa que ofrezca las mismas oportunidades a chicos y chicas.

¿Cómo sería tu vida si vivieras en una aldea?

Totalmente diferente, sin viajes, sin estudios, tú y yo no nos hubiésemos conocido en Couchsurfing, etc. Cuando una chica pone fotos de su viaje, los chicos la juzgan aún sin conocerla y le dicen “¿cómo es que estás viajando sola? Tu familia no debería permitírtelo”. Las mentalidades chocan.

¿Alguien ha pedido ya tu mano?

Cuando mi madre dice que estoy haciendo un doctorado las otras mujeres dicen que no querrían que sus hijos se casaran conmigo, así que no son ellos los que ponen el freno sino directamente sus madres.

¿Crees que encontrarás un hombre que respete tu estilo de vida?

En Jordania, no creo. Incluso un hombre abierto tiene la dualidad del peso de la religión.

Veo que no te preocupa mucho.

No, para nada. Cuando se enteran de que tienes estudios y dinero se sienten amenazados porque podrías abandonarlos y porque no te pueden controlar, no quieren casarse contigo porque te ven más fuerte que ellos. En mi opinión, la igualdad sería la situación perfecta para el amor.